Costes y construcci¢n
Beneficios y virtudes del BIM. ¿Qué lo convierte una ventaja a la hora de trabajar?

Hay una gran duda que invade a todos los usuarios que empiezan a embarcarse en la aventura de aprender el funcionamiento de la metodología BIM... ¿Qué beneficios tiene esta metodología de trabajo para el desarrollo de mi actividad? Veamos las ventajas del uso del BIM.

Autores del artículo: D. Juan Pedro Dyangani Ose | D. Eduardo Silva Hernández

Mujer pensativa

Lo primero que tenemos que tener claro, es que para poder implementar esta metodología en nuestro flujo de trabajo, primero tendremos que asumir que previamente habrá un proceso que durará un determinado tiempo y tendrá unos costes asociados. Es por esto que se debe realizar un estudio de las necesidades reales de cada usuario y ver cuál de todas las aplicaciones del BIM nos servirán para mejorar y ser más competitivos, ya que debemos recordar que el BIM es mucho más que modelar.

Mujer pensativa

Una vez superado ese tiempo y asumido esos costes... ¿Qué ventajas tendrá para mi estudio? Pues para entender las mejoras que el BIM nos ofrece, debemos entenderlas diferenciándolas en los tres bloques básicos o fases que estructuran el desarrollo de la ejecución y conservación de un inmueble: Diseño, Construcción y Mantenimiento.

Mujer pensativa

En la fase de diseño o de proyecto es quizá donde más notaremos los beneficios del uso de la metodología BIM puesto que se traducirá, una vez dominemos el software necesario, en un ahorro sustancial de recursos y tiempo en el desarrollo de los proyectos. Además, se podrá trabajar en los mismos de manera colaborativa sobre un mismo modelo con otros técnicos encargados del desarrollo de proyectos parciales, como por ejemplo el proyecto estructural o el de instalaciones. Es importante destacar que se elimina la incoherencia documental, hoy culpable de tantos errores en la fase de ejecución y que si llegamos a dominar todo el flujo de trabajo podremos tener automatizados un gran número de procesos, como por ejemplo las mediciones vinculadas a los cambios del modelo.

Mujer pensativa

El uso del BIM durante la fase de construcción nos permitirá evitar gran cantidad de errores de ejecución, dado que muchas de las dificultades que encontramos los profesionales en obra, sin el uso del BIM nos obligarían a improvisar soluciones poco meditadas, que se minimizan con la construcción digital de los modelos de arquitectura, estructura e instalaciones.

Por medio de un software especializado que nos permite federar o solapar esos tres modelos, podremos detectar incoherencias entre ellos que puliremos hasta hacerlos funcionar como un único mecanismo equilibrado.

Mujer pensativa

Es importante saber que el BIM interviene en toda la vida útil del edificio, pues otra de las grandes ventajas del uso de esta metodología la encontraremos en la fase de gestión y mantenimiento de inmuebles.

El modelo as-built o gemelo digital desarrollado durante la ejecución de la obra, nos permitirá tener acceso a la información vinculada a todos los elementos presentes dentro de nuestro modelo, entre ellos todas las instalaciones. De tal manera que podremos saber el instalador, tipo de elementos instalados, fabricantes y mantenimiento de cada uno de los elementos mecánicos de nuestro edificio, pudiendo así usar esta información para crear o mejorar los planes de mantenimiento del inmueble y llevar un eficiente control de los mismos durante la fase de gestión.

Mujer pensativa

Sin duda, hay una última ventaja que interviene en todas las fases del proyecto y que se ha convertido en el gran valor añadido del BIM para el sector de la construcción, y ha sido el motivo principal por el que las administraciones públicas han decidido implementarlo en las licitaciones del sector público, y es la transparencia que aportan a todo el proceso.

Gracias a todos los beneficios mencionados tendremos acceso a toda la información asociada a nuestro proyecto durante cada una de las fases, pudiendo conocer todas las variables y teniendo una trazabilidad y un registro de las modificaciones realizadas a lo largo del proceso.

Es fundamental tener presente que implementar la metodología BIM no es un gasto, es una inversión.

Galeria