Color studio
Color studio

Por primera vez, Porcelaingres abre sus puertas al color: un color delicado y tenue que se inspira en los elementos naturales a la vez que se integra perfectamente con otros materiales de la gama. Naturalmente desaturados, los 8 colores de la colección crean un auténtico sistema cromático que permite combinar los colores de diferentes maneras, ya que las tonalidades cálidas y frías armonizan perfectamente sin forzamiento alguno. La textura opaca se anima al recibir la luz, con un ligero brillo que reaviva la materia y la convierte en algo único y no convencional.

La empresa propone un proyecto de cortes, hechos artesanalmente, para enfatizar la mezcla y combinación de diferentes colores: cuadrados, triángulos, losanges, rombos, trapecios, mosaicos y listones de diversos tamaños son los ingredientes básicos que se combinan para crear patrones más o menos complejos y efectos siempre distintos.

El corte a 45° del cuadrado, del triángulo y del losange permite combinar estas tres formas ofreciendo variedad cromática y la posibilidad de generar numerosas interpretaciones, mientras que el rombo y el trapecio, cortados a 60°, se pueden combinar entre sí y contar otras historias.

Los patrones generados por estas combinaciones se dividen en regulares o aleatorios: los regulares se basan en unidades decorativas repetidas que dibujan geometrías siempre diferentes, mientras que los aleatorios son combinaciones más libres y emocionales que resultan posibles gracias a la coherencia de las 8 tonalidades de la colección, que armonizan entre sí con gran equilibrio y sin esfuerzo.

GALERIA