Projet Pilote, un lugar único en Montreal
Projet Pilote, un lugar único en Montreal
Projet Pilote, un lugar único en Montreal

Desde el principio, Guillaume Drapeau confió al estudio de arquitectura de ACT una tarea ambiciosa: crear un entorno original combinando una microdestilería, una cervecería y un restaurante en una única experiencia acogedora

Ubicado en el dinámico distrito urbano de Plateau-du-Mont-Royal, en Montreal, el lugar no presenta las características comunes de los espacios postindustriales que suelen albergar una estructura de estas dimensiones. Por lo tanto, el reto para los diseñadores de ACT en el Project Pilote era poder instalar tanques de fermentación y servicio de 1.200 litros para la microcervecería, tanques de destilación de alcohol de grano con un alambique de reflujo adyacente sostenido por una impresionante columna de 21 pies de altura, y al mismo tiempo proporcionar espacio suficiente para recibir a los clientes

Projet Pilote, un lugar único en Montreal

Con el fin de recuperar espacio para la parte del restaurante y el bar, el equipo técnico se ha instalado en una plataforma suspendida fijada a la estructura de acero. Una serie de marcos arquitectónicos enmarcados en vidrio a lo largo de la plataforma dan ritmo a esta pasarela, mientras que el acabado de cobre seleccionado acentúa los prominentes tanques, anulando la apariencia clínica habitual del acero inoxidable estándar

Projet Pilote, un lugar único en Montreal

A pesar de la complejidad técnica del diseño y de la omnipresencia del equipo de malteado, la habitual estética industrial exalta los aspectos orgánicos y artesanales del proceso de destilación. Por ello, la inclusión de materiales y formas naturales como el roble, las plantas y las curvas se acentúa en toda la decoración. La cocina y la plataforma con los tanques de servicio visibles, así como el vertiginoso alambique de reflujo, permiten al cliente admirar la artesanía en el corazón del proceso

Projet Pilote, un lugar único en Montreal

La paleta de materiales se divide en dos zonas, por encima o por debajo de la línea horizontal, que separan las áreas de producción y consumo. El azul intenso, el verde bosque, la madera de roble, el terciopelo, el cuero y el terrazo fueron las opciones elegidas para el bar y el restaurante de la mitad inferior del recinto. Para el espacio de la cervecería se eligieron plantas, madera de roble y un verde claro, invocando una estética pre-modernista, mientras que las curvas y los tonos castaños de los tanques evocan una sensibilidad más científica, como si se tratara de una novela del visionario Julio Verne

Projet Pilote, un lugar único en Montreal

Galeria