Juego de alturas y contrastes entre espacios introvertidos y extrovertidos. Vivir tridimensionalmente en la casa de vacaciones de Bregenzerwald
Juego de alturas y contrastes entre espacios introvertidos y extrovertidos. Vivir tridimensionalmente en la casa de vacaciones de Bregenzerwald
Juego de alturas y contrastes entre espacios introvertidos y extrovertidos. Vivir tridimensionalmente en la casa de vacaciones de Bregenzerwald

Una casa de vacaciones en Bregenzerwald, Austria. De madera maciza, completamente reconstruida sobre los cimientos de la casa preexistente, ofrece un espacio cálido y acogedor que además conecta profundamente con el paisaje a través de los grandes ventanales

Encargado del proyecto de esta casa de vacaciones en Bregenzerwald, el estudio Architektur-SCHWEIGHOFER se dio cuenta inmediatamente después de analizar la vivienda original de que su reutilización y ampliación no eran económicamente viables. Con el objetivo de mantener las proporciones, así como la forma y la orientación, en consonancia con los edificios circundantes, los arquitectos decidieron reconstruir completamente la casa sobre los cimientos de la preexistente, garantizando un edificio cómodo y adecuado para alojar a toda la familia de su cliente

Juego de alturas y contrastes entre espacios introvertidos y extrovertidos. Vivir tridimensionalmente en la casa de vacaciones de Bregenzerwald

La decisión de utilizar madera maciza ofrecía ventajas estructurales y térmicas, además de crear un ambiente cálido y acogedor. Algunos de los elementos verticales y horizontales de la estructura se prefabricaron siguiendo un riguroso diseño de las aberturas, que se colocaron ad hoc para enmarcar las vistas más emocionantes del bosque circundante

Juego de alturas y contrastes entre espacios introvertidos y extrovertidos. Vivir tridimensionalmente en la casa de vacaciones de Bregenzerwald

La vivienda solo tiene una vía de acceso posible debido a su ubicación: 70 escalones que hay que subir desde la carretera adyacente. Para garantizar una entrada más adecuada, el edificio se desplazó 1,5 metros hacia el sur con respecto al existente. La base de cemento del edificio se prolonga en una pequeña plaza de entrada delimitada por una fuente al norte. Se creó espacio habitable adicional mediante la construcción adaptada a la pendiente de la parcela. Los distintos niveles también permiten vivir una experiencia única y tridimensional. El cuarto de baño de la planta baja, por ejemplo, recibe luz natural a través de una rendija acristalada bajo la escalera del salón

Juego de alturas y contrastes entre espacios introvertidos y extrovertidos. Vivir tridimensionalmente en la casa de vacaciones de Bregenzerwald

Otro elemento importante del diseño es el contraste entre los espacios acogedores e introvertidos y los más abiertos al mundo exterior: las habitaciones son deliberadamente pequeñas y de techos bajos, perfectas para la privacidad y la intimidad. La cocina, el comedor y el salón, por su parte, se extienden en varios niveles y pueden abrirse al paisaje a través de una gran ventana corredera. El cambio de altura hace que el espacio vital sea más íntimo, sin perder la conexión con la zona de estar.  Y, como es normal en las casas de vacaciones de esta parte del mundo, una gran chimenea de acero negro se erige en el centro, convirtiéndose en el eje de la sala de estar

Juego de alturas y contrastes entre espacios introvertidos y extrovertidos. Vivir tridimensionalmente en la casa de vacaciones de Bregenzerwald

Galeria